martes, febrero 28, 2012

Goya 2012

La verdad es que llego ya un poco tarde a mi comentario anual sobre la gala de Los Goya.

Hay grandes expertos en despellejar los modelitos de ellas y ellos,  se ha hablado mucho del discurso de Santiago Segura, se ha hablado de los premiados y hasta los Oscar se han dado ya. Pero después de tragarme casi toda la  gala y dado que es ya una tradición de 3 años, pues me veo en la necesidad de castigar a mis lectores con mi opinión de la misma.

Para empezar, la presentadora no molestó tanto como me temía . Vale, no llega al nivel de Buenafuente, pero desde luego que mejora lo del año de La Machi con sus vestidos de madrina de la boda de Farruquito,  y los Muchachada, combinación excesivamente surrealista.

Los gags eran de la misma factoría que los de Buenafuente, es decir El Terrat, el Club de la Comedia y tal, pero ya digo que a mi esta mujer, con esos ojos que deben llevar como los de Ozil visión nocturna incorporada, no me hace gracia y es mucho menos natural y mucho menos capaz de improvisar que Buenafuente. Se repitió la fórmula de hacer gags con las películas nominadas metiendo a Eva Hache en diálogo con los protagonistas, y nos dió el trago de ver a Eva Hache metida en un mono negro, al estilo de  la Piel que Habito, que si no queda bien en el cuerpo de Elena Anaya imaginad como quedaba a la susodicha que tiene las mismas curvas que La Blasa.

Sus modelos fueron simplemente horrorosos, y es más probable que algún día Torres vuelva a meter un gol a que esta chica algún día de muestras de glamour.

En los gags se tiró de archivo de otras galas,y la verdad es que daba escalofríos ver en esos flashbacks a gente como Berlanga , Rabal padre o Fernán Gómez entregando premios o asistiendo a la misma, y compararlo con los personajes  de hoy en día, famosos por haber salido de Sin Tetas, El Internado, El Barco o Al Salir de Clase. Claramente hemos ido a mucho peor.

Sobre los chistes, pues en general previsibles. Ya aburre lo de las  bromas con el extrabismo de Trueba, hasta 2 veces en la gala de este año, los chistes del yoghurt de Coronado y los chistes sobre Paquirrín y el trabajo.En esto último en este mismo blog le hemos dado ya mucha coba al asunto, demasiada diría yo. Sin embargo hay que reonocer que el rato de Santiago Segura fue al menos de lo más entretenido, aunque se notaba cierto resentimiento aminorado por la gran taquilla de su peli.

Por el contrario, el nuevo presidente de la Academia, escoltado por sus vicepresidentas al modo de Don Hilarión, una morena y una rubia, se largó el discurso más soporífero que se recuerda, y mira que los de José Luis Borau eran tostón. La vicepresidenta que no es Marta Etura,  era desconocida para mí y tras buscar en la Wiki las obras y milagros de esta señora con semblante de enterrador, lo seguirá siendo. Parece ser que es directora, pero sinceramente desconocía sus películas y tras ver su animada cara en la gala no sé si tengo mucha ganas de verlas.  Tanto en el discurso como en la no-entrega del Goya honorífico, donde aclaró para tranquilidad de los asistentes que Josefina no había acudido por un catarro no porque la hubiera palmado, su cara era el reflejo de un alma agobiada por lo que creo que sus películas deberían estar prohíbidas para gente con tendencias depresivas.

Por cierto, y empezando con los premiados, el Goya de honor me pareció un poco descafeinado y digamos, barato. Esta señora es directora, bien, y es mayor, también indispensable para este Goya, pero creo que su cargo en el CIMA, asociación de mujeres cineastas al que pertenecen Icía Bollain, Coixet y la propia Judith  Colell influyó demasiado en este Goya.

Los premiados fueron más o menos los esperados, aunque este año era un poco más difícil al no haber niños ni deficientes entre los nominados: Coronado, que se había peinado directamente como el Goya creando un curioso efecto en el que parecía que le estaban entregando una figura de sí mismo, se llevó el de mejor actor superando definitivamente el haber sido galán del filme de la Pantoja, Yo soy Ésa; Anaya, una de mis debilidades, se llevó el de mejor actriz a pesar de esos monos que le encasquetó Almodóvar, al que claramente no le gusta el cuerpo de las mujeres, si no revisad la diferencia con los papeles de Anaya en la pelis de Medem

Un aspecto a analizar es por qué nominan a mejor guión la peli de Woody Allen, no le dan el premio aunque luego sea ésta la que se lleva el Óscar en la misma categoría ,  y además no la nominan a ninguna otra categoría cuando es de largo mucho mejor que otras nominadas . Será para llegar a casa y decir "Mira Mama, he ganado en los Goya a la peli que gana en los Oscar"

El western se llevo varios premios de segunda y la de Urbizu los principales, por lo que el amigo Almodóvar se quedó con un palmo de narices y sus gafas de folclórica de entierro. También se quedaron con un palmo Alex de la Iglesia y su elegante señora, supongo que como consecuencia de los líos políticos del año pasado, mi querido Jose Mota y la señora Hayek, que además de dar glamour a la gala (como sus amigas Penélope y Goya Toledo que este año sí optaba) dió un premio. Hablando de la Hayek hay que decir que su modelo dejaba a la vista un escote que parecía disponer de alimento suficiente para criar a la familia completa de Angelina Jolie, incluidos los adoptados y Brad Pitt.

Otra cuestión curiosa de la gala es la forma en la que se empareja para la entrega de los premios. Generalmente aparecen chicas y chicos que no han hecho mucho cine últimamente , pero que son famosetes por la TV o porque son monos, y que sin embargo adquieren protagonismo por posar en la alfombra roja y aparecer en las fotos sobre modelitos de la gala . Es lo que le ha pasado a Penélope en los Oscar habitualmente y que aquí representa gente como  Clara Lago, Blanca Suárez, María Valverde,  Michelle Jenner, etc...  Son más comentados sus modelitos que sus pelis.

Pero al emparejar se producen cosas curiosas como ver a la muy intensa Leonor Waitling con el Isma de Aída. Sí ya sé que Paco Leon es un actor y ese es su personaje, pero es que como en el caso de Pepón Nieto y Fernando Tejero, son actores que hacen de sí mismos y aunque representen a Nerón o Hamlet siempre ves al Isma o al Portero.

Otro emparejamiento curioso fue el de Victoria Abril con Jorge sanz, rememorando la peli "Amantes". Pobre  Jorge,  que pudiendo salir con la  Verdú, también de esa peli, o María Valverde o Clara Lago le tocó la  Abril. Por último, me sorprendió que apareciera  Verónica Forqué, como venida del pasado. Yo hace mucho que no veo una peli de ella y pareció como si viniera de un flashback de cuando hacía  películas con Resines.

Algo curioso, para mí bochornoso, fuel el rap de El Langui con Resines & Company. La cara de  Melanie va a requerir otro paso por talleres después de esto. Es como si vas a los Nobel y te salen 3 suecos y un finlandés por soleares

Los grandes ausentes de la noche fueron sin duda los Bardem, que hubieran disfrutado mucho  aplaudiendo a la que fue la gran protagonista de la noche: Isabel Coixet. Ya la mejor actriz de reparto , Ana Wagener,  que tiene nombre de contertulia de Julia Otero, había marcado territorio con su mención a la ley de memoria histórica , aprovechando que el ministro del PP había acudido inocente cual corderito  de Norit  con la firme promesa de que este año no la iban a liar.

Pero claro, Isabel había hecho su documental sobre Baltasar, lo premiaron y cómo iba a reprimir en el discurso una referencia política. Así que allí que tenemos a la Coixet que se había vestido de hija de ZP para la ocasión y que mientras escuchaba al juez Garzón debió estar tomando bocatas de manteca colorá, dispuesta a hacer una arenga contra el Supremo, cuando va y aparece el friki de turno reclamando un "western en Extremadura"??????. El momento más serio de la noche, el más reivindicativo, chafado por un tío que reclama un western donde los bisontes se cambien por cochinos pata negra y los indios por gente como Azarías el de "Los Santos Inocentes".

Lo curioso no es que saliera otro espontáneo cuando salió de nuevo Coixet a entregar un premio, sino la tranquilidad con que escucha al primero de los espontáneos , parece como si fuera parte del guión de la entrega y en vez de tocarle Resines para entregar el premio, le hubiera tocado "El Muletilla".

Por último destacar al premiado como mejor director novel, Kike Maillo, encantado de conocerse y al que habrá que seguir,  que se largó un discurso sólo apto para sus familiares más cercano pero que acabó con la frase de la noche : " Abuelo, ahora ganamos mundiales y hacemos películas de robots. A España ya no la conoce ni la madre que la parió". Lástima que sigamos perdiendo en Eurovisión.

6 comentarios:

Anniehall dijo...

El extravismo me ha dejado bizca que lo sepas... (estrabismo ¿o es un chiste interno que no entiendo?)

Rabal padre. Me encanta la aclaración, como si alguien se fuera a confundir con el hijo o, peor, con el nieto.

Leonor no es muy intensa. Esta ahí ahí... en el límite. Es más intensa Silvia Abascal.

Peter dijo...

Corregido, no era chiste sino cercanía de teclas y no relectura

Silvia, aunque sea intensa, al estar malita le perdonamos todo.

Anniehall dijo...

Silvia ya era así antes, por eso no tengo piedad. Me alegro mucho de que se haya repuesto pero intensa es y cursi también.

Anónimo dijo...

El galardonado con el Goya honorífico debería estar siempre con gripe o en otra ciudad, porque es un momento bastante prescindible. Si la gala no estuviera plagada de anuncios, es claramente el momento "ir al cuarto de baño". Los americanos, que saben mucho de ritmo en TV y enterntainment, han decidido hacer eso en los Oscars: 4 galardonados en un mismo pack, video corto, aplauso y a correr.
Y algo parecido con el discurso del Pte. de la Academia: 1 minuto escaso de speech y circulando, que nos los quitan de las manos. A ver si aquí lo copian y nos ahorran a Don Hilariones, que el tema del morbo político de ver las puyitas o no y la cara del Ministro en la butaca está ya muy visto.

Siguiendo con las comparaciones, lo que me sigue chocando es la abismal diferencia en elegancia y porte entre los galanes de Hollywood y los gañanes de España. Esos pantalones con el bajo haciendo 3 arrugas, esas chaquetas desencajadas, esas corbatillas de moderno gafapasta, esos Jaenadas y compañía que se pasan de modernos con DSquared2 o David Delfín... en fin.

Verónica Forqué, Assumpta Serna, Cecilia Roth, María Barranco... qué cruel es esta industria con las actrices maduras, qué mal lo pasan las pobres hasta que pueden empezar a hacer de abuelas en series y películas...

Manuel.

Bichejo dijo...

Fue un rollo toda la gala. Y alguien se ha comido a la Coixet.

pseudosocióloga dijo...

Es que la veo...a la Coixet, vistiendo de hija de Zp y comiendo bocatas de manteca colorá....pero¿cómo se te ocurre precisamente que sean de eso, de manteca colorá?...muy ocurrente "as usual".

Publicar un comentario