viernes, julio 27, 2007

¿Jugamos a la Wii?..., ni de coña en mi casa

Definitivamente la Wii es el cacharro del momento y definitivamente será el objeto del consabido reportaje del Telediario de Navidades sobre objetos agotados.

Sin embargo, ahora que es lo más cool, quiero romper el hielo entre aquellos que pensamos lo contrario y aún no se han atrevido a alzar la voz entre sus compañeros de trabajo al hora del café para proclamarlo: La Wii es una mierda y no me mola.



Sí, lo siento por todos aquellos que piensen lo contrario, pero nadie podrá convencerme que la alternativa de entretenimiento pasa por: limpiar el salon de figuritas de LLadró, quitar todas las sillas, mover el sofá hasta atrás, quitar la alfombra, llevar los gusanitos y las copas fuera del salón, ponerse delante de la tele y empezar a hacer como que juegas al tenis con tu colega.


El resultado es el mismo que el del gag del Tricicle en Splastic y que repiten cada Nochevieja a las 4 de la mañana entre las tetas de Sabrina y la empanadilla de Martes y Trece, pero con mucha menos gracia.




El problema no es sólo que te puedas cargar la pantalla del televisor ( pinchar aquí). No, el principal problema es que con la Wii se SUDA, y mucho.

Imaginad 5 amigos jugando al tenis en un salón medio español de 15 metros cuadrados; a los 10 minutos inevitablemente se empieza a sudar y a la media hora huele como en la zona del zoo donde están los animales domésticos ( ¿por qué huele tan mal siempre en esa zona del zoo?)

Lo dicho que en mi casa no entra la Wii, que si se quiere jugar a los bolos a la bolera y si se quiere jugar al tenis, al club de tenis. Esta misma es la razón por la que tampoco me ha parecido razonable tener una estática en la habitación, no es lugar






0 comentarios:

Publicar un comentario