domingo, octubre 18, 2015

Quien se mueva sale


Como decía Karen Blixen en Memorias de Africa, " Yo tenía una granja en Africa". Bueno yo no, pero Karen tampoco hubiera dicho eso de vivir ahora. Ella ahora tendría un Lodge y se haría selfies con los leones, pero volvamos al asunto que me desvío. Quería decir que yo tenía un blog, en el que a veces escribía y 3 o 4 fieles leían. Pero como la granja de Karen, mi blog cayó en el más absoluto abandono, las palomas entraron e hicieron nidos en él  y las zarzas acabaron  por taparlo todo, incluidos los personajes de boda, y ni siquiera el divorcio en diferido de Juancar y Sofi consiguieron revivirlo.

Pero ayer, la foto que encabeza  esta entrada consiguió que 2 tweets me resultaran insuficientes para expresar todo el horror y mala plantificación por parte del departamento de comunicación de lo que queda del PP, por lo que me he visto obligado a reabrir este blog antes de que fuera motivo de estudio de la arqueología 2.0.

Para empezar el contexto en el que se produce la foto: el PP viene de piñazo electoral en piñazo electoral hasta el piñazo final. En esta situación, los "cuñaos" del partido, esos que te dicen el lunes por qué hiciste mal la quiniela el viernes, han salido en tropel a dar su  opinión de "cuñaos": Aznar que no está muy claro si sigue siendo "cuñao "o ya es "ex-cuñao", entra en escena proponiendo soluciones más extremas que las que han provocado el inicio del piñazo; Montoro, creyéndose el "cuñao gracioso sale y cuenta 3 o 4 chistes sin gracia; y Margallo, que se siente ungido por algún tipo poder desconocido, sale dando coces y aportando su visión personal que nadie le ha pedido. 

Si a esto le sumamos la huida de las 2 rubias que le quedaban al PP, Cayetana y Arantza Quiroga, la una por estar super-aburrida de que no le hagan caso y la otra por redactar un documento que no le gusta a Soraya, pues la semanita venía ya cargada. 

Pero para solucionarlo montaron un evento en Toledo, de esos de abrir el Telediario con alguna frase tópica y supuestamente impactante, y al que acuden todos a aplaudir cual marionetas el discurso que lee Rajoy pero que escribe el asesor del asesor de Rajoy. Sí, esos eventos al que no debe faltar nadie, salvo Esperanza que ya pasa de todo, de momento.

Pues bien, tras aplaudir lo mismo que aplaudieron hace unas semanas  en el último mitín de Rajoy en Badalona, salieron cual panda de ocas moviendo el culete por un estrecho camino del jardín del hotel donde se celebraba el evento. Supongo que alguien le dijo a los fotógrafos que se pusieran al final del camino para hacer la foto de forma natural y claro, el resultado es natural pero un churro.

Para empezar la mitad de la gente no sale en la foto. Con lo bien que quedan las fotos en escaleritas o esos posados a lo equipo de fútbol, con los bajitos y algún alto en cuclillas delante y los altos atrás. Pues no, en esta fase de ser naturales y hacer las cosas con naturalidad, no salen más de 14-15 rostros reconocibles de un grupo que debía ser de cerca de 40. Alguno como Montoro, que se debió quedar mirando la cuenta de la comida para ver si tenía bien el IVA, ni sale, y Guindos que fue un momento al baño porque le apretaba a vejiga, se tuvo que hacer un selfie con el jefe para tener foto del evento.

Pero es que ahí tenemos a los grandes fichajes, los renovadores del partido, que casi ni salen: Casado peleándose con el olivo porque si no le dejaban en segunda fila, y se hizo un arcen en toda regla para salir; Andrea Levy asomando la cabeza por encima del hombro de Cospe; Maillo perdido en la 4ª fila y Maroto en la última fila pidiéndole uno de Peret a Albiol a cambio de su colección de Camela.

Soraya imaginamos que debe estar bailando entre las piernas de alguno de la tercera fila. Sin embargo Pedro Sanz, imagen pura de la renovación del partido, se lió a hablar del tiempo con Rajoy y ahí lo tenéis en todo el centro como si fuera la nueva estrella emergente del partido, el tío con más pasado y menos futuro probablemente de los 40 que había ahí.

Feijoo parece saberse colocar muy bien y Cifuentes lo intenta con menos éxito.  Bonilla mantiene la misma cara desde el día siguiente a las elecciones, le dijeron que tenía que aparentar felicidad con los resultados tan malos que tenía y ahí sigue el tío descojonado. Sin embargo, Arenas tiene pinta de haber pasado mala noche o de que le está repitiendo el escabeche de las perdices.No así Cospedal, que tiene cara de haber pasado muy buena, pero que muy buena noche.  Otra que no se inmuta es la ministra Bañez, que tiene cara de Bañez. Como Bonilla, son de esos seres que no sabes si se ríen de listos o de puro tontos.

Rajoy debió mancharse la corbata en la comida con la sshopa, o los vinohssss, y lo sacan con el traje y camisa de corbata de toda la vida pero sssin corbata, como esos cuñaos que se echan las salsas por encima en las bodas. Además de ser el único con traje de los que se ven, tiene un aire como de primo de Ponteareas que llevamos a Winsconsin y no se entera de nada. Está como pensando en la lista de la compra, como si no entendiera que hace allí, por que ha llegado hasta aquí, quiénes son estos, y la Europea? 

Por último, no puedo dejar de mencionar a la Pastor y su tres cuartos de Plasti Cocodrilo, tan integrada con el paisaje como esos camaleones que tienes que mirar 3 veces para verlo, ni al ministro Soria. El ministro Soria, es un Aznar hormonado , lo cual debe dar bastante yuyu a algunos en el partido, que se atreve con una cazadora de michelin y  unos panatalones beige demasiado blancos, de esos que debes mirar 3 veces tras salir del baño pues a determinadas edades empiezan a ser chivatos de tu senectud y de tus problemas con la última gota.

En fin, un horror de foto, muy natural, sí, pero sin ningún sentido. Parafraseando y en contradicción con Alfonso Guerra y su conocida frase "El que se mueva no sale en la foto" , en el PP actual "El que no se mueva no sale en la foto" . De ahí que tantos se estén moviendo tanto.

2 comentarios:

El primo del chicodelaconsuelo dijo...

Cospedal ha pillado.

pseudosocióloga dijo...

El parecido de Soria con Aznar siempre me ha dado muuucho yu-yu.
Se te echa de menos.

Publicar un comentario