jueves, enero 03, 2008

Bienvenido a la república comunista del Ikea

A pesar del último anuncio de Ikea ( Pinchar aquí), tras un rápido recorrido por las casas de mis amigos, compañeros , conocidos, colegas o lo que sea , he llegado a la indiscutible conclusión de que lo de IKEA de república bastante, pero de independencia, poquito, poquito.

Y es que, como en la antigua URSS ( la URSS y la peseta tienen a bien compartir este calificativo de los desaparecidos), todas las casas de los anteriormente mencionados, son gracias al Ikea, réplicas exactas unas de otras. Todos tenemos, y me incluyo, casas similares gracias al Ikea que ha convertido nuestras casas en domicilios comunistas, todos iguales.

Trataré de demostrar mi tesis con 10 objetos al azar pero que determinan un hogar Ikea. No son la estantería Billy ni la cama Malm, que también , sino 10 pequeños objetos que de forma innegable definen un hogar IKEA:

1._ Peluche hjärta: Este peluche nos descubrió a muchos de provincias el Ikea. No sabíamos nada de la empresa hasta que los de Gran Hermano en su primera edición forraron la casa de alfombras y muebles Ikea e incluyeron este peluche en el confesionario. Creo que está ya descatalogado, pero por su valor histórico lo incluyo. ¿Para qué sirve un cojín con brazos ? Para nada, pero en muchas casas sigue dando ese toque casual a los cojines del salón. Esta es la primera característica del Ikea, hay cosas que no sirven para nada pero que las compras irremediablemente.

2._ Láminas Trilling: Por decir unas... Porque han sido una constante desde la apertura del Ikea en España. Las láminas con motivos o fotos campestres poblaron no solo los pasillos de los pisos en el PAU sino también en el pujante sector de las casas rurales. Indispensable al montar una casa rural con aspecto modernillo colocar estas láminas por los pasillos. Por cierto los marcos propuestos para las mismas, mu chulos , pero son una mierda con un hilo metálico como todo elemento para sujetar el cristal, el marco, la foto en frente de los agujeros....

3._ Accesorios Baño Gründtal: Esto sí que ha sido un hit. Que levante la mano el piso de estudiante remodelado o el piso de PAU amueblado en los últimos 3 años que no tenga los Gründtal en uno o todos sus baños. Toque modernillo en acero y fácil de cambiar el rollo. Un best seller.

4._ Bote Förvar.
Otro fijo en las cocinas de los PAU donde cobija todas las materias primas: sal, azúcar, café, pasta de un single. Algunos exprimiendo los usos posibles para un tarro lo han convertido en el tarro que guarda las bolsas. Esa es otra característica del Ikea, cada cosa admite usos múltiples.

5._ Tabla Lammlig: Tanto ver a Arguiñano con su tablita y nosotros que no podíamos. Hasta que Ikea se trajo un bosque de tablas a sus centros y ahora todo españolito corta su chorizo sobre la tablita, le pasa el paño húmedo y se ve convertido en un gran chef. Para qué complicarse más.

6._ Cesta Bränas: Grandioso hit que hasta aparece en algunas revistas de decoración al lado de objetos igual de estúpidos pero que valen 1000 veces más. Es impactante ver esos listado en los que todo vale miles de euros y llegas a la cesta, IKea ( 4,99 €). Pues sí y es que sirve para todo: guardar ropa interior, medicamentos, cremas, geles y champús, joyas, paquetes de compresas, tapar manchas de la pared detrás de la estantería ( todos esos usos le he visto). Indispensable también en el PAU.

7._ Servilleta Fantastik: Es la típica cosa que coges el día que vas buscando otra cosa. Vas con tu metro, tu lápiz, las medidas de tu habitación, y llegas y lo que buscabas es una puta mierda. Bien pues es día, no te vuelves de vacío, te traes tu ración de servilletas. El problema es que tienen pinta de demasiado buenas, lo que hace que no las uses siempre, tengas las típicas de Colhogar para el día a día y vayas acumulando paquetes y paquetes de las de Ikea en el mueble del salón.

8 ._ Velas Giltrra: Ese mismo día que vuelves con las servilletas tu novia o mujer se echa al saco las velas. Sí, por una extraña razón las mujeres se sienten atraídas por las velas, y el supuesto romanticismo de las mismas, y es prácticamente imposible salir del Ikea sin un paquetito de velas.



9._ Escurridor Ordning: Otro gran hit de Ikea en los PAU. Es difícil resistirse a su compra pues la alternativa al mismo es el cacharro ese cutre de plástico que venden en los chinos. Y claro, si hemos puestos los electrodomésticos de acero y con antihuellas... Pues nada el Ordning al saco amarillo.

10._ Escobilla Baren: Si tienes varios de los objetos anteriores pueda que vivas en un hogar Ikea; pero si no tienes la escobilla Baren te falta algo. No se entiende Ikea sin la escobilla Baren. Hasta sitios de 14 euros la copa y diseño hasta en el peinado de los camareros, cuando pasas a sus baños tienen su Baren de rigor. Y es que por 6 € tienes tu escobilla aparente aunque su montaje cutre, con ese tornillito para sujetar la tapa , representa mejor que cualquier otra cosa la filosofía IKEA: Apariencia sin calidad.

Ha quedado largo pero creo que merece la pena. Ya podéis hacer vuestro test ikea ¿ Habéis obtenido más de 5 ? Bien, Sois unos tíos actuales.

¿ Menos de 5? ¿ Pero en que planeta o pueblo de la provincia de Teruel vivís?

3 comentarios:

Manolo dijo...

Se te ha olvidado mencionar el mejor invento de IKEA, en mi opinión, por su relación comodidad/precio:
el sillón POÄNG:

http://www.ikea.com/PIAimages/46195_PE142937_S3.jpg

Anónimo dijo...

Muy interesante el artículo, lastima que con la última frase lo has cagado completamente. ¿Qué tienes tu en contra de los que viven en un pueblo de la provincia de Teruel? eh? te creeras que porque seguramente vivas en el centro de Madrid o Barcelona y tengas un blog donde escribes cada día las gilipolleces que se te ocurren, eres más inteligente que el resto del mundo. A lo mejor te gustaría adquirir el nivel cultural y, sobre todo, de vida de esas personas, que presupones tan poco saben.

Espero que recapacites

Peter dijo...

Sr Anónimo.

Siento que no entienda el último comentario porque en absoluto tiene el trasfondo que usted le da.

No tengo nada en contra de la vida en los pueblos y es más ansío la calidad de vida en los pueblos.

Vealo como una ventaja ( no tiene el bombardeo publicitario que tenemos en la gran ciudad) y no como un demérito.

Publicar un comentario