domingo, abril 10, 2011

El Abuelo tiene un Plan

Esta foto, pese a lo que puediera parecer, no es la presentación del muñeco de cera de Gorbachov en Nueva York. No, es él de verdad y de cuerpo presente, nunca mejor dicho. Y la señora encima del escote es nada más y nada menos que una rejuvenecidísima Sharon Stone.

El bueno de Gorbachov, el hombre con las caras de Belmez en la cocorota, parece que ha decidido darse una segunda oportunidad en esta vida, y aquí lo tenemos con la gente de la farándula de USA celebrando su 80 cumpleaños, "agarrao" a la cintura de la Sharon, cual percebe a la "costa da morte".

Hay que decir que tiene cara de no creérselo todavía, un poco en plan " que pensaran los del soviet cuando me vean"; si bien también puede ser que esté rememorando en background el cruce de piernas de la Stone en Instinto Básico. A todo esto, la camisa le va un poco justa , lo cual es notorio por la posición del nudo de la corbata ya suelto, incapaz de soportar la presión del cuello y el subidón tras el agarrón.

La mirada la tiene perdida, no sé si condicionada por alguna secuela de algún estiramiento de piel , lo cual le da ese aspecto de ser inerte cercano a su figura en el museo de cera de Madame Tussauds. Con lo mona que hubiera quedado la foto con una miradita hacia abajo, hacia ese tajo voluptuoso que se adivina. Otros mandatarios europeos, y no digo cuáles, no hubieran dejado ahí los ojos. Se ve que la seriedad de tantos años en el politburó , deja algunas secuelas.

En cuanto a ella, además de lo ya dicho y lo fenomenal que está (evito el "para su edad", pero se sobreentiende, aunque provoque disensiones entre alguna de mis lectoras), parece la típica buscadora de autógrafos que al fin consigue su pieza. Y es que estos políticos tipo Nelson Mandela y Gorbachov siuempre han tenido unas cuantas modelos y actrices "comprometidas" de Hollywood a su alrededor.

Que vea Castro lo que se ha perdido por no ser político guayón , que sólo se le ha acercado el otro Stone, Oliver, y algún que otro vicioso de los puros.

Para aquellos que duden que el abuelo iba en serio, os dejo la prueba irrefutable de que fue a mayores, no sé si desinhibido por el alcohol de la fiesta o alentado tras una mirada de soslayo al Gran Canyon. Pero lo que es indudable es que esa noche Gorbachov se vino arriba.

Di que sí, la petanca y los bailes de salón para los de Benidorm, para ti la Sharon Stone.

2 comentarios:

Anniehall dijo...

Cuánto te haces desear y que bueno cuando al fin vuelves.

pseudosocióloga dijo...

¿Te acuerdas como la del Moral hacía perder los papeles a todos?...pues ésta es la versión cutre(por aquello de que está operadísima y como un cencerro).

Publicar un comentario